DIA: 30

ORACION

SALUD DE LOS ENFERMOS

 

Esa tu carne que era ya, siendo doncella,

de una pureza inverosímil, fulgurante,

al recibir al Ser divino germinante

se hizo aroma de flor y luz de estrella.

 

Limpia maternidad de un Dios que se hace niño,

limpia sangre mortal que alimenta la Vida,

el peso del Amor Total crece y se anida

en tu sellado seno, secreto de cariño.

 

Alba rosa de carne que a mi carne redime

con el Dios humanado que en tu cáliz aflora,

a este tu niño enfermo que en tu regazo gime

 

tu caricia estelar lo enciende y lo enamora.

No dejes que a este hijo ningún mal lo lastime,

mi Refugio, tú, mi Madre y mi Señora.

 

Suave perfil de luz

de mis noches oscuras,

eres toda de aroma,

rosa de carne pura,

fragancia inmaculada,

paloma de mis sueños.

 

Eres para mí, princesa,

honda fuente de alegría,

clara luz de mediodía,

al contemplar tu belleza

plena de amor y pureza,

dueña de toda verdad,

madre de toda bondad,

rosa de toda hermosura,

gracia que todo lo cura,

salud de mi enfermedad.

 

Eva mª valdés

Hoy quiero fijarme en nuestras enfermedades que limitan nuestro trabajo para que Santa María acaricie nuestras carnes dolientes, las alivie y, si nos conviene, las cure con la divina gracia de la sanación del cuerpo y del corazón.

JESUS MARTI BALLESTER