LA VIRGEN DE MONTSERRAT
PATRONA DE CATALUÑA

27 de abril

Autor: Jesus Marti Ballester

HALLAZGO
Cuenta la leyenda que unos pastores estaban pastando sus ovejas cerca de Montserrat y descubrieron la imagen de madera en una cueva, en medio de un misterioso resplandor y cantos angelicales. Por órdenes del obispo de llevarla a la catedral, comenzó la procesión, pero no llegó a su destino, ya que la estatua se empezó a poner pesada y difícil de manejar. Entonces fue depositada en una ermita cercana, y permaneció allí hasta que se construyó el actual monasterio benedictino.

La Virgen es de talla románica. Su color oscuro se atribuye al humo de innumerables velas y lámparas que por siglos se han encendido ante la imagen día y noche. Por esto la llaman por cariño LA MORENETA.

Su tallada en madera, es románica. Está sentada y mide 95 cm. Lleva una corona sobre la cabeza y otra sobre la del Niño Jesús, sentado en su regazo. La mano derecha de la Virgen tiene una esfera. El Niño Jesús tiene la mano derecha levantada, bendiciendo.

 La imagen es dorada, menos el rostro y las manos de la Virgen, y del Niño, que son de un color entre negro y castaño. El color oscuro de Nuestra Señora de Montserrat es atribuido a las innumerables velas y lámparas que se han encendido ante la imagen día y noche. Está catalogada entre las Vírgenes Negras.

 ORIGEN DE LA IMAGEN

No se sabe nada de su origen, aunque cuenta la leyenda que unos pastores estaban apacentando sus ovejas cerca de Montserrat y descubrieron la imagen de madera en una cueva, entre un misterioso resplandor y cantos angelicales. El obispo de Barcelona ordenó que la trasladaran a la catedral. Comenzó la procesión, pero no llegó a su destino, ya que la imagen se empezó a poner pesada y difícil de manejar. Entonces la depositaron en una ermita cercana, y permaneció allí hasta que se construyó el monasterio actual. Esta leyenda ha sido confirmada. Los primeros monjes consiguieron una imagen que fuera de acuerdo con la iglesia románica original y se cree que es la misma que ahora se venera y que fue puesta cerca del retablo, ya que lo negro de la estatua no está bien distribuido.

La imagen está situada en lo alto de un nicho detrás del altar mayor. Directamente detrás del nicho hay una capilla o Camarín de la Virgen, al que se llega subiendo una monumental escalera de mármol, decorada con entalladuras y mosaicos.

Visitada por los santos.

San Pedro Nolasco, San Raymundo de Peñafort, San Vicente Ferrer, San Francisco de Borja, San Luis Gonzaga, San José de Calasanz, San Antonio María Claret, San Enrique de Ossó y Cervelló y el Siervo de Dios Papa Juan Pablo II han visitado a la Señora.  San Ignacio de Loyola, siendo aún caballero, se confesó con uno de los monjes y pasó una noche orando ante la imagen de la Virgen. En Manresa, un santuario de peregrinación para la Compañía de Jesús, encierra la cueva en donde el Santo escribió sus Ejercicios Espirituales.

HONRADA POR LOS Artistas POETAS Y MUSICOS

Los grandes poetas Goethe y Federico Schiller escribieron sobre la montaña; y Beethoven murió en Viena, en una casa antiguo estado feudal de Montserrat. Montserrat se hizo famoso gracias a Richard Wagner, quien utilizó el sitio para dos de sus óperas, Parsifal y Lohengrin. La Virgen de Montserrat fue declarada patrona de Cataluña por el papa León XIII.

EL VIROLAY

A las 12 de cada día del año, la célebre escolanía de Montserrat l canta la Salve y el Virolay, cuya letra compuso Mossen Jacinto Verdaguer, gran poeta catalán, cuya letra es la siguiente:

Rosa de abril

Morena de la serra,

De Montserrat estel

Illumineu la catalana terra

Guieunos cap al cel.